Somos

Un estudio de producción creativa especializado en nuevas narrativas audiovisuales

No somos una productora al uso.

Nos denominamos estudio porque creemos en mantener la esencia de las cosas pequeñas y cuidadas al detalle, que pueden convertirse en grandes por lo que cuentan. Quién ha trabajado con nosotros sabe a lo que nos referimos.

Pero más allá del tamaño, nuestra esencia son las historias. Contar historias.

Historias únicas y contenidos audiovisuales memorables

Las historias forman parte de nuestro pasado, presente y futuro. Nacen y permanecen en el imaginario colectivo y nos proporcionan la posibilidad de conectar directamente y de la forma más emocional posible con nuestro público. Y sobre todo, de hacer suya la historia de nuestra marca.

Crear un vídeo puede parecer sencillo, pero tu marca necesita historias únicas. Y que se cuenten a través de contenidos audiovisuales memorables.

Vivimos en un mundo cambiante, en el que nos enfrentamos continuamente a nuevos paradigmas. Los nuevos medios y formatos, como las nuevas narrativas transmedia, requieren innovación continua y know how. No solamente en lo técnico, también en la creatividad y narrativa.

Experimentar en el proceso creativo es fundamental para nosotros. Sin perder la esencia, la base de todo, que es de dónde venimos. Lo analógico y la narrativa a fuego lento. Que se funden con los nuevos formatos para dar lugar a contenidos relevantes y memorables.

Nuestra historia

Somos Aitor Saavedra (cinematógrafo) y Olivia Cabello (comunicadora y producer), fundadores de Walden Studio.

Hace más de 5 años creamos un negocio dedicado a lo que más nos gustaba hacer, la producción audiovisual.

Por aquel entonces, Aitor ya era fotógrafo y cinematógrafo freelance, y Olivia era ejecutiva de cuentas y producer en una agencia de publicidad.

Pero queríamos crear algo que nos llevara a explotar nuestra esencia. A trabajar duro (muy duro) pero que nos hiciera sentir como si estuviéramos siempre de vacaciones, como siempre decimos.

Desde entonces hemos evolucionado, mucho. De hecho, nacimos como un estudio y tienda de fotografía analógica (eso da para otra historia), pero solo un año después ya habían confiado en nosotros más clientes de los que esperábamos, por lo que nos establecimos como estudio de producción de contenidos creativos.

Nuestro nombre está inspirado en el libro de Henry David Thoreau, «Walden, la vida en los bosques». Del que extraemos una cita con la que nos sentimos muy identificados por su manera de tratar la esencia de la vida:

«Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida… Para no darme cuenta, en el momento de morir, que no había vivido.»